Para pensar

En estos días es difícil encontrar verdaderos héroes. Los diversos medios de información han permitido que descubramos estilos de vida, costumbres, manías y debilidades de nuestros líderes; queremos encontrar hombres o mujeres a los cuáles imitar, de los cuales nos queramos dejar influenciar.

La serie que iniciamos hoy nos ambienta en una época en la que los israelitas necesitaron de héroes para poder reorganizar su vida, individual y colectiva. Jueces es un libro de héroes: doce hombres y mujeres que liberaron a Israel de sus opresores, que a pesar de no ser perfectos, de tener múltiples errores, su diferencia radicaba en que estaban sujetos a Dios, y Él los utilizó.

La historia de Israel está precedida por una nación que asume una posición ante Dios, lista para experimentar todas las bendiciones de la tierra prometida. Sin embargo, después de establecerse en Canaán, el pueblo perdió su compromiso espiritual y su motivación. Igual a como nos sucede hoy en día cuando perdemos nuestro horizonte espiritual: el pueblo experimentó un vacío de liderazgo.

En lugar de disfrutar la prosperidad en la tierra prometida, el pueblo entró en una de las más oscuras épocas de su historia. Muchas fueron las razones que llevaron a Israel a su decadencia. La desobediencia a las decisiones de Dios fue la principal,, dejaron que costumbres de otros pueblos impactarán profundamente en la vida del pueblo.

En la desesperación imploraron a Dios que los rescatará. Cumpliendo su promesa y gracias a su gran amor, Dios levantaría un juez que liberaría a su pueblo y, por un tiempo habría paz. Luego la complacencia y la desobediencia se establecerían de nuevo, y el círculo volvería a comenzar una vez más.

Una variedad de lideres fueron utilizados por Dios para guiar a su pueblo hacia la libertad y la verdadera adoración. La liberación de Dios por medio de los jueces es una demostración poderosa de su amor y misericordia hacia su pueblo. Una característica unió a estos líderes: Su dependencia de Dios. Podremos estar en medio de un mundo de pecado, pero si no soltamos la mano de Dios, seremos hombres y mujeres capaces de mover multitudes hacia la gracia y el perdón de Dios.

Para leer

Conocer la historia que narra el libro de los jueces es la mejor manera de comprender el propósito de Dios. Te invitamos a estudiar todo el libro de Jueces. Elabora un listado cronológico de los jueces y resalta una característica que consideres haya llevado a Dios a seleccionar ese juez y no otro.

En las próximas entregas

Iniciamos la serie Lecciones desde Jueces,  nuestra siguiente edición tendrá por título Señor, tengo una consulta, y estamos seguros que nos ayudará a seguir comprendiendo nuestro liderazgo desde una perspectiva de la voluntad absoluta de Dios.

Para terminar

Tengamos mucho cuidado de acostumbrarnos a estar conformes con lo que Dios nos da y correr el riesgo de no querer necesitarlo nunca más. El pueblo de Israel solo se acordaba de Dios cuando entraba en decadencia. Necesitamos estar siempre en constante obediencia y dependencia de Dios, solo de esta manera podremos ser héroes para nuestras familias, amigos y allegados. Podríamos ser usados para restaurarlos y reencontrarlos con Cristo.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “122 Cuál puede ser nuestro propósito”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *