Hasta lo último de la tierra

 

Para pensar

Lucas escribió dos libros: el Evangelio según Lucas y el libro de Hechos. Al inicio del libro de los Hechos encuentras que Lucas nos presenta el programa de expansión geográfica como se presentarían los hechos: Jerusalén, luego Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra.

 

¿Cuál era el hecho principal? Jesús había resucitado, después de haber sido crucificado, había muerto y luego resucitado, al tercer día. Ahora, les aclaraba cómo se esparciría la buena noticia, cómo se establecería su reino.

 

Hablaba con sus discípulos y ellos le preguntaron si restauraría el reino de Israel en ese tiempo. Lo preguntaron porque ellos antes creían que el Mesías los libraría del Imperio romano y haría que su nación fuera grande y libre otra vez.

 

Jesús respondió, como el Mesías que es, y  describiendo los límites de su reino decía: hasta lo último de la tierra, incluyéndolo todo.  Un imperio con poder del cielo: recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y me seréis testigos en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra.

 

Se estableció así una nación muy grande y muy libre, una Nación Santa que crece con la rapidez que testificamos que Cristo murió, resucitó y llena con el poder de su Espíritu Santo a quienes se quieren hacer ciudadanos de  su reino, siendo bautizados en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados.

 

La iglesia de Jerusalén empezó con 120 personas. Pues, bien, hay un lugar de  Colombia, de esos últimos lugares de la tierra, un grupo que se formó hace 63 años en Bogotá:  Iglesia Central de Bogotá (de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia) ubicada en Teusaquillo,  con cierto número personas que como ellos somos testigos de Cristo.

 

!Claro que lo somos! Jesús resucitó, y hemos sido bautizados en su nombre, y hemos sido llenos del poder de su Espíritu Santo, y los hechos que escribió Lucas para personas de esos años y esas tierras los hemos vivido con nuestros nombres y en nuestra tierra.

 

Queremos contártelo porque es así de bueno y fácil pertenecer a esta Nación Santa. El Mesías, Jesús, se encargó de que fuera así de  fácil y bueno para nosotros.

 

Dondequiera que estés, Bogotá, Chigorodó, Manaure, Acacias, Napa California o Teherán  puedes ser del Reino de los Cielos.

 

Para leer

Léelo por ti mismo, tienes derecho a estar informado de las buenas noticias:

 

Hechos 1: 1-9

Colosenses 1:13

Hechos 2

Hechos 8

Hechos 10

Hechos 28: 16-31

 

En las próximas entregas

Continuamos con la serie de celebración. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de recordar quienes somos como iglesia y de conmemorar 63 años de una amada iglesia llena de testimonios de lo que nuestro rey y Mesías continúa haciendo con esplendidez en su reino. Y somos de su reino.

 

Para terminar

Hay noticias lejanas de las que nos enteramos y solo nos alteran la curiosidad o el asombro pero que no nos llevan a la acción. Esta noticia, estos testimonios, esperamos que te lleven a la acción: si ya eres del reino de Cristo, afírmate y da gracias y si no lo eres, entra, sé libre, sé santo para Dios, que pertenecer a esta nación grande está al alcance.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “102 Hasta lo último de la tierra”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *