E Lecciones 65

El calor rondaba los 38°C, sin embargo, Pedro apresuraba sus pasos sin notar el silencio de las calles y la tristeza en la cara de varias mujeres de la ciudad. Fue convocado con urgencia por los creyentes de Jope.

Dorcas había muerto. Una mujer querida por todos, que se dedicaba a ayudar a las viudas, proveyéndoles vestido y ayudándoles con buenas obras. Pero con la muerte de Dorcas, la angustia regresaba, y la esperanza se mermaba.

En vida, Dorcas había puesto todo su talento al servicio de los más necesitados. Cuando se dice que abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía, significa que hacía muchas, no solo una ayuda de vez en cuando. Ella comprendía lo que quiere decir usar y trabajar con los talentos que Dios nos da, ; y el ser seguidora de Jesús,  le permitió que su corazón fuera generoso hasta rebosar por los necesitados.

Al entrar Pedro al lugar donde yacía el cuerpo, encontró un sinnúmero de mujeres llorando y señalándole los vestidos que Dorcas les había tejido y las cosas que les había entregado. Al igual que Jesús había hecho meses atrás, Pedro pidió estar a solas con el cuerpo de la mujer. Minutos después de un largo silencio, salió de la habitación con Dorcas de la mano, viva.

Ocurrió un milagro, y esto permitió que un gran número de personas de esta ciudad creyeran en Cristo, en su poder restaurador y aumentara la fe en Jesús.

Con cada oportunidad que tengamos frente al necesitado debemos ser atentos, usar los talentos que Dios nos da, sin esperar nada a cambio, solamente demostrando el poder de Dios. Se requiere las obras, pero se requiere el poder transformador de Dios en nuestros corazones para que estos tengan el efecto deseado.

La historia de Tabita (Dorcas) se ubica en el libro de los Hechos, pero podemos ampliar nuestro estudio contextualizando otros pasajes de la Biblia.

  • Hechos 9: 36-43
  • Juan 11:41, 42
  • Jonás 1:3
  • Mateo 9:25
  • Mateo 25:14-30
  • Hechos 8:4

Seguimos en la serie Piedras Preciosas. La próxima será nuestra cuarta entrega, donde veremos el testimonio de otra mujer que nos deja enseñanzas para nuestra vida diaria. No pierdas el seguimiento a nuestras publicaciones.

De Dorcas podemos aprender muchas cosas. El poder transformador de Dios que se refleja en la manera como actuamos frente al otro, y la gran necesidad de mostrar a Cristo. La muerte de Dorcas sirvió para que muchas personas se acercarán y creyeran en Jesús.

¿Pones tus talentos al servicio de Dios? ¿Has logrado impactar al prójimo con tus acciones? ¿El poder transformador de Dios se evidencia desde dentro de tu corazón? Puedes ser el proveedor de un milagro: Que la gente al verte, vean y crean a Cristo Jesús.

Versión para descargar / Regresar