E Lecciones 057

Los expertos en economía del hogar recomiendan ir a mercar con una lista, con ello no sólo se recuerda lo que debe comprar, también permite centrar la compra en lo necesario. Pero no sólo se hacen listas para mercar, se hacen listas para vivir. A diario se está pensando en qué se necesita, qué hace falta.

En la lista de la vida pueden encontrarse: estudiar una carrera, ser profesional, casarse, tener hijos, comprar casa y carro, tener empresa, vivir sano; tener el mejor equipo tecnológico, vestir a la moda, viajar por todo el mundo, tener éxito. La lista puede seguir. El énfasis está centrado en lo que nos falta, no hacemos una lista para agradecer a Dios por lo que tenemos.

Una sola necesidad estaba en la lista del apóstol Pablo cuando habló con Dios en oración: quítame el aguijón de la carne. Los comentaristas bíblicos están de acuerdo en indicar que podría ser una fuerte migraña. Pablo pidió que le fuera quitada dicha enfermedad, la respuesta que obtuvo fue: bástate mi gracia.

Porque su gracia es suficiente. ¿Qué hay más importante que su gracia? Todo lo que tenemos lo hemos recibido porque él, en su fidelidad y por su amor, tuvo a bien compartir con nosotros, aunque nosotros no lo merecíamos. Y todo lo que él nos da es suficiente.

Cuando creemos que por nuestro trabajo tenemos lo que tenemos, nuestro corazón se ensancha de orgullo, orgullo que suele dejar a Dios y su gracia fuera de reconocimiento. Cuando entendemos que es por su gracia, y que ésta es suficiente, nuestra vida depende de Dios y lo que él nos dé esta bien. Más que orgullo en nosotros, hay confianza en él.

Depender de Dios, llenar el corazón de fe en quien dio su vida para nuestra salvación, nos lleva a entender que la gracia de Dios es suficiente, y que no hay nada que necesitemos que esté fuera de su gracia. Pablo entendió que la gracia de Dios es suficiente, su fe en Dios lo llevó a dar la gloria aun en medio de las necesidades.

El estudio de la palabra de Dios fortalece nuestra fe, nos permite crecer cada día. Te invitamos a estudiar, cada día, estos pasajes. Serán de bendición para tu vida.

Con esta entrega damos por finalizada esta serie Por Gracia. Te invitamos a estudiar nuestra siguiente serie titulada La senda del justo. Estamos seguros que Dios tendrá un mensaje para tu vida.

Todo lo que tenemos lo hemos recibido de Dios, y todo lo que Dios nos ha dado es suficiente. Cuando nuestra vida depende por completo de su mano aprendemos a ser agradecidos, y a administrar correctamente lo que él nos ha dado. ¿Vives una vida de fe? ¿Dependes completamente de Dios? ¿Crees que su gracia es suficiente para ti?


Versión para descargar / Regresar