E Lecciones 027

Este relato de los labradores de la viña se encuentra en los libros de Mateo, Marcos y Lucas. Los escritores nos narran toda la tensión que había entre Jesús y las autoridades religiosas, entre Jesús y los escribas, es decir, las personas educadas de ese entonces, los líderes de aquella región. Ellos estaban en Jerusalén, en Judea .

Vale la pena apreciar cómo el Señor, en lugar de tratar de limar asperezas, echó sal en la herida; enseñó, mediante una parábola, que esa mala relación entre las mencionadas autoridades y él iba a romperse en mil pedazos.

Hay parábolas que resultaban difíciles de entender. Pero esta parábola fue entendida enseguida:

Un hombre plantó una viña, la arrendó a labradores, se ausentó por largo tiempo, y habiendo enviado por los frutos se encontró con que los enviados fueron maltratados y devueltos con las manos vacías.

Entonces el dueño mandó a su propio hijo, con la esperanza de que a este sí lo respetarían. No fue así; al contrario, lo mataron para quedarse con la herencia. Jesús entonces preguntó ¿Qué hará el señor de la viña? Vendrá y destruirá a estos labradores y dará su viña a otros.

Cuando Jesús dijo esto ellos reaccionaron y dijeron: ¡Dios nos libre! Sabían que ellos eran esos primeros labradores, que la viña sería entregada a otros.

Jesús los miró y dijo: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Cualquiera que cayere sobre la piedra, será quebrantado; mas sobre el que la piedra cayere, le desmenuzará.

Si los presentes ese día identificaron quiénes eran en aquella historia, entonces nosotros también podemos entender que la viña pasa a manos nuestras en arriendo, pués él es el dueño, para que demos fruto de vida cuando él lo demande.

Caer sobre la piedra ¿No es esa entrega voluntaria al reconocimiento de su bondad y la disposición a hacer su voluntad?

Cabe mencionar que vendrá un día cuando la piedra aplastará a quienes en Jesús tuvieron una oportunidad perdida.

Te recomendamos leer los siguientes pasajes bíblicos. Quién escribe ha sido bendecido por medio de estos y confía en que serán de bendición para usted

  • Lucas 20:9-19
  • Mateo 21:33-46
  • Marcos 12:1-12
  • 1 Corintios 2:8
  • Hechos 4:10-12
  • Proverbios 27:23

Hemos llegado al final de esta serie dedicada al estudio de las parábolas de Jesús. No se agota el tema, oramos para que Dios nos conceda seguir conociéndole y amándole. La próxima serie será acerca de la gratitud.

Vale la pena hacer una reflexión acerca del significado de Jesús en nuestras vidas. Él es principal, nosotros vivimos en arriendo en una viña que le pertenece a él y tenemos una oportunidad única de aprovechar todos los favores de un dueño bondadoso. Lo demás, son malos negocios, es ruina.

Versión para descargar / Regresar