E Lecciones 002

En el inventario de preguntas más frecuentes entre quienes quieren saber más de Dios están: ¿quién le creó a él?, ¿Cuándo fue creado?, ¿Cómo fue creado?  Pero a él nadie le creó: no tuvo un  principio, no tiene un desarrollo, no tendrá un final. Él es, es eterno.

La expresión: yo soy, hace eco del Dios que siempre es mientras todos los demás aparecen y se desvanecen en escena: inician, han sido, fueron, ya no son.

Tomarse en serio la eternidad de Dios, además de ser importante, nos ayuda a tener luz acerca  de nuestra propia naturaleza ya que, aunque no somos eternos, sí  tendremos responsabilidad en la eternidad pues está escrito: Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. (Daniel  12:2)

Un ser que se vaya desarrollando poco a poco sería más acorde con la manera que experimentamos el mundo. Vemos el proceso biológico de crecimiento y desgaste de todos los seres vivos;  hasta los astros tienen un principio y un final. Pero Dios es un ser pleno continuamente, sin relación con el tiempo. Su deidad no se debilita o se mejora, no se transforma.

El infinito poder de Dios, junto con su divinidad, se puede ver en su creación y esto hace que el  hombre quede sin excusa ante Dios, es decir, si se mira con atención su creación se queda  frente a  la evidencia de que él  tiene poder eterno  y deidad eterna. (Romanos 1:20).  

Pero no es sólo su creación la que aporta evidencias, porque Cristo dijo: toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Cristo es muestra viva de su poder y aún de su eternidad ya que Jesucristo es el el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. (Hebreos 13:8).

Hablar de Cristo nos lleva a considerar el carácter eterno de su amor y su misericordia. La misericordia es la capacidad de compadecerse del desdichado; Dios combinó esa capacidad de compasión eterna con su poder infinito y así mostró ese amor para salvarnos oportunamente: a su tiempo murió por los impíos (Romanos 5:6).

Te invitamos a leer las siguientes citas en donde podrás encontrar más apoyo para continuar con el estudio bíblico.

  • Isaías 44:6
  • Romanos 1:20
  • Salmo 90:2
  • Jeremías 31:3
  • Hebreos 1: 11:12
  • Salmo 102:25-28

En las siguientes entregas seguiremos buscando responder la pregunta ¿Cómo es Dios? exponiendo el tema: Dios es Espíritu. Esperamos que nos puedas acompañar en este estudio para conocer y amar más a Dios.

Te invitamos a hacer una oración a Dios a agradecerle por su misericordia, por haberse compadecido de nuestra desdicha y habernos extendido su amor.  Siendo él el Dios eterno quiso acordarse de nosotros y nos ha ofrecido el don de la vida eterna en Jesucristo. Démosle gloria y gracias.

En su eternidad, y por su amor, Dios nos brinda la oportunidad de tener vida eterna de manera que nuestra vida solo sea una parpadeo en medio de dos eternidades. Te animamos a seguir conociendo a Jesús  y a establecer una relación donde él y tú sean un sólo espíritu, en amor y comunión.

Versión para imprimir / Regresar